• Llámanos: (+34) 915 23 41 75
  • prequeijo@ucjc.edu

Seguridad e información en la gestión de emergencias en redes sociales


Redes

Las redes sociales juegan un papel fundamental a la hora de un suceso de emergencia o de crisis. Luis Serrano, director del área de Crisis de Llorente y Cuenca, hizo un análisis al respecto para el Portal de información Bez, donde se cuestiona si en este tipo de hechos “estamos siendo capaces de acertar con la receta para gestionar la información en este tipo de situaciones balanceando el derecho de la información y el de la seguridad”.

El también profesor del Máster en Comunicación Política y Empresarial de la UCJC, en el artículo ‘Cómo salvar vidas en redes sociales’, explica que “el mejor antídoto es la información solvente y rigurosa que lleva aparejada la formación precisa” y que “las administraciones deberían apostar decididamente por las redes sociales para formar a la población”.

Serrano estuvo muchos años a la cabeza de las comunicaciones del Servicio de Emergencias del 112 en la Comunidad de Madrid, y su experiencia en el tema lo lleva a planteamientos fundamentales, sobretodo, en eventuales sucesos relacionados con el terrorismo.

“¿De haberse producido ahora un 11M cómo lo hubiéramos gestionado en las redes sociales?, ¿tendríamos capacidad suficiente para neutralizar bulos y rumores antes de que cundiera el pánico en la red?, ¿tomaríamos las decisiones de seguridad adecuadas para no generar más miedo?”, plantea Serrano.

El profesor indica que los servicios de emergencia deben estar preparados ante la avalancha de información que surge en las redes sociales en cada segundo durante un momento de crisis. Resalta que hoy en España se ha hecho un gran esfuerzo, gracias a los llamados VOST, que son los Equipos de Apoyo de Operaciones Virtuales (VOST, por sus siglas en inglés).

María Luisa Moreo, experta en comunicación de crisis y vocera de VOST España, explicó al periódico La Opinión que “se trata de un ‘escuadrón’ dedicado a combatir esos rumores infundados o bulos que se propagan a toda velocidad por las redes sociales (especialmente Twitter) para salvar vidas durante situaciones de emergencia o desastre. Cuando detienes una información dañina salvas vidas de los profesionales que trabajan en una catástrofe y además haces protección civil”.

Claves a la hora de comunicar

En su artículo, el autor destaca tres claves a la hora de comunicar en este contexto e insiste en que “la información salva vidas”.

1. Se debe buscar el equilibrio entre seguridad e información.

Explica que “no podemos dejar que quiebren nuestro modelo de convivencia. Al fin y a la postre la alarma social es un cóctel fruto de mezclar falta de información contrastada, rumores, incertidumbre, desconfianza y falta de formación en la población. El mejor antídoto para ello es la información solvente, ágil y rigurosa que lleva aparejada la formación precisa. Mejor si esa formación llega antes de la tragedia”.

2. Necesidad de inversión de las administraciones

“Ciertamente queda mucha formación que dar también a los mayores y, no parece, que las administraciones estén muy dispuestas a invertir en esto. Sin embargo, puedo garantizar que los responsables de los principales servicios de seguridad y emergencias de este país se dejan la piel en ello”, asegura Serrano.

3. Un rol activo de los líderes de opinión y gestores de redes sociales

“Los influencers-prescriptores pueden ayudar mucho. Twitter, Facebook y YouTube deben ser una gran oportunidad sabiamente usados. Las administraciones deberían apostar decididamente por usarlas para formar a la población. La capacitación en tiempos de paz es esencial”, puntualiza el autor.

– Redacción Máster en Comunicación Política y Empresarial