ENORMES MINUCIAS O EL MAYOR ACIERTO DE CRISTÓBAL MONTORO, MINISTRO ESPAÑOL DE HACIENDA

En: Comunicación Empresarial|Comunicación Política

7 Ene 2013

Ah, si muchas personas vieran lo que captaba Chesterton en los hechos vulgares

Con el título Enormes minucias, el hombre de genio Gilbert Keith Chesterton escribió una colección de artículos, que en 2011 publicó la editorial Espuela de Plata. El escritor inglés sabía ver aspectos desconocidos en los hechos más vulgares. Desde luego, en cada artículo suyo, encontramos ideas, que tan escasas están en los tiempos actuales.
Imitando a Chesterton, quiero comentar un hecho que ha podido pasar desapercibido en los medios de comunicación, pero que a mí me parece el mayor acierto desde que llegó a ser Ministro de Hacienda. El jueves pasado recibió el Premio Impulso al Autónomo en Sevilla. Y en las palabras de agradecimiento, reveló algo muy importante, tan importante que puede resultar decisivo para animar la economía española y la comunicación política y empresarial.
Vaya por delante que no tengo en muy alto concepto a este Ministro. Aparte de hacer la política enteramente contraria a lo que proclamó el Partido Popular en la campaña electoral de Noviembre de 2011, cometió un acto que encima le salió mal. Él es diputado por Jaén y faltaban tres meses para las elecciones autonómicas en Andalucía. Entonces, Montoro aguardó nada menos que 90 días para desvelar el programa del Partido Popular. No declaró la verdadera razón de su proceder: las medidas que el Gobierno iba a tomar iban a ser muy impopulares. Es decir, se comportó como un mal político, porque subordinó los intereses generales a los de su Partido. Desde la Comunicación Política y Empresarial, Cristóbal Montoro ha sido un verdadero desastre. Comunica muy mal y su entonación suena a ridícula. De ahí que mucha gente tienda a reírse de él.

El gran acierto: proteger a quien el Ayuntamiento o Comunidad Autónoma no paga por su obra realizada

Como es prácticamente imposible que un político haga todas las cosas rematadamente mal, resulta que Montoro declaró algo muy importante al recibir el premio: A partid de ahora, si un Ayuntamiento o Comunidad Autónoma no paga a un particular o a una empresa, podrán dirigirse directamente al Ministerio de Hacienda. Y como este Ministerio es el que tiene la llave de los fondos, quien ha realizado su trabajo cobrará. Y después, el Ministerio de Hacienda se lo deducirá al Ayuntamiento o Comunidad morosos.
¿A que parece una medida muy fácil de explicar? Sin embargo, tiene un efecto enorme en la economía. En estos momentos en los que muchas personas piensan que la Economía no es una ciencia, porque sólo tiene modelos, casi todo el mundo coincide en que la base de una buena economía es la confianza. Por tanto, si alguien arriesga su capital e invierte una gran cantidad de recursos en una obra, y sabe que va a cobrar sin demoras excesivas, trabajará con mucha mayor ilusión y contratará a más personas, porque sabe que va a poder pagar. Una medida como ésta, que puede parecer una minucia entre tantas declaraciones, mejorará la vida política como pocas. Va a obligar muchos miembros de la desprestigiada casta política a ponerse las pilas, como dicen los jóvenes, y a conocer la realidad de manera responsable. Con lo cual, también va a mejorar la comunicación política y empresarial.
En política sobran demasiados abogados y faltan emprendedores con ideas. Las regulaciones excesivas han permitido el desmadre de políticos irresponsables que han contribuido a hundir muchas empresas y puestos de trabajo con sus demoras. Las ideas efectivas son muy simples de enunciar y no difíciles de explicar. Sólo hay que remontarse a las ideas que tuvieron Amancio Ortega y su primera mujer cuando fundaron su primera empresa. Ahora, el propietario de Zara es el tercer hombre más rico del mundo. Y si nos paramos a pensar en qué consisten McDonald’s o Burger King, ¿a que no resultan tan complicados de concebir? Y así podríamos analizar muchas empresas.
Por eso, he empezado a mejorar mi opinión sobre Cristóbal Montoro a partir de esta medida. A ver si cunde entre los demás ministros. Aunque haya que buscar ocasiones para entregarles Premios.

Máster Comunicación EmpresarialMáster Comunicación Política

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae