• Llámanos: (+34) 915 23 41 75
  • coordinacion@master-comunicacion.es
master-comunicacion

El debate electoral como estrategia de comunicación política


debate electoral

Durante el proceso electoral los debates electorales en televisión son el mejor canal para apelar especialmente al espíritu crítico del espectador y hacer una llamada al electorado indeciso, clave para la comunicación política y la estrategia electoral a las puertas de la cita con las urnas.

En televisión, el debate permite al candidato comunicar emociones y su puesta en escena y comunicación no verbal juega un papel fundamental a la hora de trasmitir confianza, seguridad y empatía a la hora de defender sus ideas y su proyecto.

Así, en campaña electoral, la comunicación política y la estrategia en el debate depende de la  posición que ocupe el candidato en la opinión pública y es a la que su posicionamiento político le obliga.

Para el candidato  que encabeza las encuestas la postura más eficaz que debe tomar en un debate es la de a defender firmemente su posición.

Por su parte, para el candidato que ocupa el segundo en las preferencias del electorado su posición en la comunicación política del debate debe ser la de retar al primer candidato, atacar su posición para intentar desplazarlo.

Si en la tendencia de las encuestas, el candidato no ocupa ni el primer ni el segundo puesto pero cuenta con una posición considerable en la opinión pública, debe optar por el flanqueo.

Si el candidato representa a una fuerza menor, que conoce sus riegos y sabe que no va a ganar, debe esforzarse en la guerrilla en el debate.

Master en comunicacion

Tipos de estrategia según el candidato

 

ESTRATEGIA DEFENSIVA 

Al candidato que va en primera posición en las encuestas y parte como favorito en la campaña le interesa que el debate no altere la intención de voto, por lo que este candidato debe esforzarse en quedarse como está y mantener el acierto en su comunicación política. En su caso debe alejarse de los ataques, perseguir estas acciones estratégicas en su discurso para defenderse y jugar al empate.

  • Bloquear los ataques de los adversarios. Para este candidato es fundamental haber preparado el debate a conciencia y llevar preparadas respuestas breves y contundentes a cada cuestión recurrente de los otros candidatos.
  • Reiterar el mensaje. Repetir el mensaje de la campaña e introducir un factor renovación, un elemento diferente, algo que sorprenda al espectador que refresque su imagen.
  • Recojer una fortaleza del adversario y hacerla propia. Para este candidato es muy importante que esté atento al mensaje de sus adversarios, que recoja ideas, identifique una buena aportación de los otros candidatos y la incluya en sus intervenciones dentro de su propio discurso. Con eso logra que o bien esa idea pase a ser suya o bien por lo menos empate en ella con los demás y en su caso, ese empate sería una victoria.

 

ESTRATEGIA DE ATAQUE

Si la posición del candidato es el segundo lugar en las preferencias populares, entonces tienen que aprovechar el debate televisivo para desplazar al primero de su lugar, así su victoria en el debate será desplazar o por lo menos debilitar al primero y acercarse a su posición. ¿Qué criterios debe seguir en su estrategia de comunicación política?

  • Centrarse en el rival. Concentrarse en el candidato que va primero. El público tiene que ver que la contienda es únicamente entre estos dos candidatos que se presentan con mayor respaldo de los votantes.
  • Focalizar el ataque. Identificar las debilidades del rival es una carta a favor. Tocar todos los flancos y en todos los temas, lleva a la derrota. Para salir fortalecido el candidato en segunda posición debe dirigir su ataque hacia un solo objetivo, un solo tema o idea donde el otro es fuerte para que el ataque será efectivo.
  • Insistir. Sin agresiones, sin descréditos ni ofensas personales. La serenidad favorecerá marco incomparable al ataque.  En el debate la comunicación política irá dirigida al público, no al rival, por eso debe ser política, no personal, y dará argumentos de peso a los votantes. A los suyos, para convencer a otros; a los del rival, para debilitar su entusiasmo y a los indecisos, para que se decidan por él.

 

ESTRATEGIA DE FLANQUEO

Para el tercer tipo de candidato, en que tiene un buen proyecto, cuenta con el apoyo de una parte significativa del electorado pero está fuera de competencia de los dos primeros, un debate en televisión que capte el interés de la audiencia es una gran oportunidad para la comunicación política en campaña electoral, su estrategia debe ser la de captar la atención del votante, seducirle. Estos serían sus tres puntos fuertes:

  • Tema principal. Este candidato debe focalizar su discurso en un solo tema, una cuestión que preocupe a la gente, que se hable en la calle, que sea importante en el momento actual y esté descuidado por los otros candidatos. Ahí es donde está la oportunidad de sacar una ventaja comparativa. Dejar que los otros rivales se peleen y discutan de otros temas. y centrarse en el que interesa en su caso.
  • Conectar ese tema con todos los demás. Llevar las respuestas a su terreno es la mejor estrategia para reforzar el mensaje de este candidato. Aprovechar las preguntas y las intervenciones de los oponentes para dirigirlas a la idea central es un acierto seguro.
  • Reiterar, desarrollar, explicar, ejemplificar. Toda la comunicación política basada en la disciplina política, pero dirigida hacia la misma temática siempre, desde todos los puntos. La persistencia conseguirá que este candidato se adueñarte del tema o la idea asunto y el espectador, es decir, el votante, lo identificará. Es la manera que tiene este candidato de conseguir que se hable de él tras el debate, de que se le asocia a una idea, a un tema. Esa es su fortaleza para mover la posiciones en el terreno de juego, es decir la campaña y las urnas.

 

ESTRATEGIA DE GUERRILLA

Esta es la estrategia de comunicación política que deben seguir los candidatos que parten en peor situación, que saben que no ganarán pero que todavía pueden conquistar a algún votante, recuperar a otros o por lo menos seguir en el escenario y atraer a los votantes potenciales y simplemente, darse a conocer y entrar en la mente de los espectadores

  • Acción e impacto: Este candidato debe servirse de pequeñas acciones que vayan apareciendo durante el debate, crear pequeños impactos sin que sea necesaria la continuidad narrativa ni estar permanentemente en el foco de la atención, si no de generar impactos con contundencia que generen recuerdo en el espectador.
  • Sintetizar y concretar. Es importante que cada intervención se acompañe de una idea, frase o propuesta que destaque y marque en distintos momentos del debate y, si es posible, que aporte contenido visual. La espectacularidad será el punto fuerte, ya que a este candidato lo recordarán por estos impactos, más que por sus ideas.
  • Escenificación. Para este candidato será de gran ayuda organizar sus intervenciones en el debate como si fueran escenas de un show mediático con distintos temas que no tienen por qué estar relacionado con los demás.

La televisión sigue siendo el escenario principal en cuanto a comunicación política y en tiempos electorales se refiere, aunque cada vez en menor grado y muy amenazada por las redes sociales y las nuevas plataformas de internet, lo que ya se conocer como Comunicación Digital y que ya ocupa un lugar importante en la formación especializada en este campo, como los posgrados y máster en consultoría política.

Los candidatos de las formaciones políticas con representación parlamentaria actualmente y candidatos a la presidencia del Gobierno han protagonizado esta semana el sexto debate electoral de candidatos desde el pionero en España en 1993; un cara a cara entre Felipe González y José María Aznar que siguieron más de 9 millones de espectadores.

Impulsado por la televisión pública, “como servicio público, de ofrecer la máxima pluralidad posible y de programar debates electorales de conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio”, tal y como señala la corporación, el debate electoral es una de las herramientas de la comunicación política en las que más trabajan los asesores de los candidatos en la campaña política y los expertos y titulados en máster en comunicación politica.

 ¿Puedes identificar la estrategia de comunicación política que ha seguido cada uno de los cinco candidatos en el último debate electoral?

4.4 (88.65%) 37 votes