¿Quién asesora a Rajoy tan rematadamente mal en comunicación política?

En: Comunicación Política

25 Sep 2009

Yo pensaba escribir hoy sobre prospectiva y seguir hablando sobre los aciertos que tuvieron Herman Khan y E. Bruce-Briggs. Pues lo siento: los acontecimientos me lo impiden.

Es a propósito del absentismo de los diputados en el Congreso por estar Zapatero en Estados Unidos.

No se crean ustedes que el absentismo es un mal absoluto si lo miramos como hecho de la comunicación política. Tiene el gran aspecto positivo de que los votantes se preguntan de qué viven y cómo viven los políticos. Los italianos han podido leer, desde 2007, un libro extraordinario: La casta, de Antonio G. Stella y Sergio Rizzo.  ¡Qué gran libro se comunicación política!. Sí, porque muestra cómo son, por dentro, los políticos como grupo. Es un libro ob-sceno, en el sentido de que presenta ante nuestros ojos y ante nuestra inteligencia, los abusos de los políticos. Después de leerlo, ya no suenan igual las palabras de ciertos políticos.

 Otra oportunidad que Rajoy ha perdido

 ¿Y cuántas van?. Lo de Rajoy lleva ya mucho tiempo que es alarmante. No tiene ni la más ligera idea de lo que es el «kairós» de la comunicación política, es decir, el tiempo oportuno para decir y hacer lo que la ocasión exige. El gran, el enorme Baltasar Gracián, comenzaba presentando así una alegoría sobre El hombres de espera, en su libro El Discreto: «En un carro y en un trono, fabricado éste de conchas de tortugas, arrastrado aquél de rémoras, iba caminando la Espera, por los espaciosos campos del Tiempo, al palacio de la Ocasión». Pues bien, lo único cierto es que Rajoy no ha llegado al palacio de la ocasión. ¡Y bien grande que la tenía!. Zapatero, en Nueva York; y el Congreso, para él. Pues, no. Parece como si, creyéndose El Cid, hubiera pensado: «Tú te ausentas por uno. Yo me ausento por cuatro».  Rajoy ha decidido comportarse como un paleto, como un rústico. «¿Cómo va a ser ése más que yo?». Y no ha aparecido por el Congreso. Y encima, ha justificado su ausencia y la de muchos diputados. ¡Qué penoso resulta el panorama de la comunicación política del PP.

 ¿Qué podría haber hecho Rajoy?

 Sí, han acertado ustedes con lo que yo pienso: presentarse y hablar. Nada más que eso. ¿Es que les parece poco a los “expertos” en comunicación política del PP, si es que los tiene?. Cuando ayer iba yo paseando con mi perro, escuché en la radio que Rajoy hablaba de “veinte, veinticinco segundos”, como una cantidad de tiempo despreciable. No tuve más remedio que preguntarme: «Es que no le han explicado a este hombre lo que es un «soundbite», un «bocado de sonido»?. Pues miren, señores asesores, es muy sencillo: Ustedes tienen que enseñarle a Rajoy a expresar en nueve segundos lo que piensa sobre un asunto concreto. No hacen falta más segundos para aparecer en los telediarios. Si habla más, le cortarán y él se quejará de que le censuran. Y a partir de ahí, los humoristas se ensañarán con él y le llamarán “Quejoy”.

¡Qué ocasión más extraordinaria han perdido él y el PP para estar presentes en los medios de comunicación como alternativa a Zapatero en la ONU!.

Pues, nada, ya saben ustedes cómo seguir perdiendo elecciones: Sigan practicando la misma comunicación política que hasta ahora. Y si, de verdad- yo no estoy convencido ni mucho menos-, ustedes quieren ganar unas elecciones, no les hacen falta asesores en comunicación política. De verdad, se lo aseguro. Lo único que les hace falta es pensar. Sí, sí, pensar, una de las actividades más importantes del ser humano. Los políticos, en general, están entregados a lo que Eric Berne llamaría rituales, pasatiempos, juegos de poder y no sabemos qué nivel de intimidad alcanzarán con sus seres queridos. Ahora bien, los contribuyentes les pagan a ustedes por pensar y actuar. Es decir, todo lo contrario de la inacción de Rajoy y del PP. Y lo más lamentable es que Rajoy, por sí y ante sí, justifique la inacción. Los votantes del PP no se merecen esto.

Máster Comunicación Política

Deja un comentario para ¿Quién asesora a Rajoy tan rematadamente mal en comunicación política?

Avatar

Álvaro Marchante

septiembre 25th, 2009 at 10:01 pm

Hola Profesor,
Yo empiezo mañana como asesor político de un partido y desde luego no seguiré en nada las actuaciones de Rajoy. Al contrario, intentaré no imitarle. No para de perder oportunidades. Una vez Blanco dijo algo así: “Usted no ganará unas elecciones aunque se las regalen y no se tengan que agachar para recogerlas” (más o menos). A medida que va perdiendo oportunidades, yo también lo pienso. Un saludo.

Avatar

F.Valbuena

septiembre 26th, 2009 at 8:14 am

Álvaro:

Te deseo mucho éxito como asesor político. Sobre todo, pensar, pensar y pensar. Después, todas las imágenes, eventos, ruedas de prensa, que quieras. Y cuando surjan accidentes, escándalos o sucesos fortuitos, seguir pensando. Ya verás cómo siempre hay salidas y soluciones.

Avatar

Ignacio Jiménez

septiembre 25th, 2009 at 11:31 pm

Como estoy convencido de que esto circula raudo y veloz por la red(tus textos, Felicísimo), y ya que te preguntas por los asesores de Rajoy, yo voy a citar algunos apellidos de los que pululan a su alrededor: Rábago, Sola, Sepúlveda y una gran parte de FAES que práctica eso tan antiguo y feo que se llama hacer luz de gas. En fin, es hora de armar un centro de alto rendimiento para legitimar esa profesión tan interesante e importante que es la del asesor político y, como no, también la del político.

Avatar

F.Valbuena

septiembre 26th, 2009 at 8:12 am

Ignacio:

Gracias por dar a conocer a esos “expertos”. Desde luego, no están irradiando sabiduría política. Si continúan así, van a pasar a la microhistoria de la comunicación política en España por sus continuos errores. La Defectuología es, a mi entender, un aspecto muy importante de la Creratividad. Rajoy y sus asesores están aportando continuamente materiales para estudiar cómo no hacer las cosas.

Avatar

José Luis Mingo

septiembre 26th, 2009 at 12:34 pm

Felicísimo:

Tienes toda la razón, Rajoy es mal comunicador y sus asesores poco eficientes.

Sin embargo, creo que el problema de Rajoy no está en su capacidad de comunicación ni en la bondad de sus asesores.

En mi opinión, el problema esta en la base, está en el concepto que soporta el mensaje. No existe un buen concepto ni puede existir en estos momentos, por ello se haga lo que se haga en comunicación será inútil.

Rajoy es hoy el administrador de una empresa con resultados mediocres, que ha perdido la Misión, carece de Visión y solo se mantiene en el mercado, con clientes cautivos e insatisfechos, porque opera en un oligopolio con fuertes barreras de entrada para los potenciales competidores.

Haría bien el Partido Popular en dedicar tiempo y esfuerzo a redefinir su papel en la sociedad, a marcarse nuevas metas, a definir nuevas estrategias, a fijar objetivos precisos y, luego, comunicar.

De todos modos da lo mismo lo que haga Rajoy, en el mercado global, cuando existen necesidades claras y una masa suficiente de clientes potenciales, aparecen empresas que saben y consiguen aprovechar las oportunidades.

Un cordial saludo

Avatar

F.Valbuena

septiembre 26th, 2009 at 10:30 pm

José Luis:

Me agrada mucho tu enfoque, porque te centras en las ideas. Ayer, en uno de sus comentarios, Ignacio Soler me hablaba de FAES. Si no es un auténtico “tanque de pensamiento”, que fije la Misión y la Visión, ¿adónde van esa y otras Fundaciones, incluidas las de todos los partidos?. Supongamos que Rajoy gana las próximas elecciones. ¿Crees que variaría mucho la situación de los grandes problemas de España?. Porque lo que ahora aparece con entera claridad es que el PP no habla lo mismo en todas partes. ¿Qué podemos esperar de los líderes del PP en Cataluñas o en Baleares, o en la misma Valencia?. ¿En qué se diferencia la política lingüística del PP en esas autonomías de la que ejercen los nacionalistas y el PSOE?. A mi entender, ninguna. Rajoy estuvo en varios Ministerios y en ninguno realizó algo que podamos recordar.

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae