EL GRAN FUTURO DE LOS NEGOCIADORES Y MEDIADORES

En: Comunicación Empresarial|Negociación

20 Dic 2012

Quiero comenzar esta entrada en mi Blog deseando unas Felices Fiestas y un 2013 muy bueno a quienes he conocido y conozco. Y voy a escribir para dar sentido a estas palabras manidas, que parecen desgastadas por el uso, como una prenda que pierde el apresto.

Decía el filósofo español D. José Ortega y Gasset que «las verdaderas ideas son las de los náufragos». Yo la he convertido en el lema de los tiempos de crisis por los que pasamos en tantos países europeos.

Efectivamente, la crisis es una variable que no podemos controlar las personas individuales ni los grupos. Las respuestas a la crisis que son el pesimismo y el nihilismo no llevan a parte alguna. Lo que sí podemos controlar es nuestra actitud ante ella. Y estos momentos ofrecen muchas oportunidades para negociadores y mediadores.

La importancia de tener un mapa mental para poder observar mejor el territorio

El mayor riesgo que corremos en estos momentos es no darnos cuenta de las oportunidades que tenemos dentro de nosotros. Son oportunidades que nos da nuestra inteligencia. ¿Por qué vamos a ser nosotros diferentes de miles y miles de personas que han vivido antes que nosotros? Son los inventores, los que han sabido ver oportunidades que para otros pasaban desapercibidas. Una de las diferencias fundamentales que encuentro entre las películas y las biografías sobre inventores es que, en las películas, parecen estar disfrutando siempre con su trabajo; incluso, mientras superan algunos fracasos. En los libros, sin embargo, pasan tiempos concentrados y, una veces acaban admirándose, ante lo que ven pero en otras, no temen al aburrimiento.

Aristóteles decía que la admiración es el comienzo de la filosofía, pero otros pensadores han declarado que la dificultad es el motor que pone en marcha las fuerzas en la Historia. Resistir a la diversión por la diversión, es decir, aguantar el aburrimiento, también es un gran estímulo para ir trazando un mapa mental sobre un territorio que otros no han explorado.

Las grandes oportunidades para negociadores y mediadores

Creo que, entre quienes tienen más oportunidades para salir de la crisis están los negociadores y mediadores. Cada día que pasa veo que el territorio que tienen que explorar es mucho mayor. Nos ha llamado la atención el cambio de actitud de algunos Bancos en el drama de los deshaucios, que han preferido negociar antes que aplicar estrictamente la ley. Ha sido el más llamativo, pero no el más importante.

Creo que uno de los espacios que ofrece más potencial para quienes desean entrar en el mercado de trabajo es el de las herencias familiares, el de las separaciones de las parejas o el patrimonio de las empresas en crisis.

¡Cuántas familias se rompen cada año a causa de los testamentos mal preparados!. Si los padres se dieran cuenta de lo que ocurre a su alrededor, se adelantarían al futuro y dejarían sus cosas bien dispuestas. Lo que muchas veces dejan detrás de sí son montañas de malos sentimientos en los hijos e hijas que trajeron al mundo. Y entonces, entran en acción los abogados, que pueden ser honrados o inmorales. A estos últimos les puede interesar que los pleitos aumenten, porque al final van a salir beneficiados. Los honrados prefieren convertirse en mediadores entre personas que no se hablan y que no se quieren ver. Al final, pueden lograr que las familias se reconcilien, que los negocios florezcan y ellos mismos acaban ganando mucho más que los inmorales.

Lo mismo ocurre con las parejas que se divorcian. Hay padre que se dedican los fines de semana en que ven a los hijos a malmeter a éstos contra las madres. Y éstas hacen lo mismo. ¡Menudo negocio que están haciendo al dejar a los hijos una herencia de odio!. Herencia que ellos también volverán a repetir, en muchos casos, como si fuera una nueva versión de una película que ellos interpretaron cuando eran pequeños.

También las ruinas pueden ser de diversas clases, unas más grandes que otras, que parecen irremediables. Una persona observadora ve edificios abandonados y reconstruye la historia de ese abandono para acabar llevándose sorpresas muy fértiles. Ahora que tan de moda está la palabra “emprendedor”, entenderemos mucho mejor su sentido: es quien, después de trazar un mapa mental de algo a lo que quiere llegar, se pone en marcha.

Vuelvo al asunto del aburrimiento. Quien es capaz de aguantar el aburrimiento, quien no se deja aturdir, quien se concentra, es decir, quien se empeña en pensar, acaba controlando variables en las que antes no había reparado.

Por eso, mi mayor deseo para quienes he conocido y conozco es que aprendan a ser unos excelentes náufragos. Es decir, que tengan ideas y se decidan a convertirlas en realidad.

Máster Comunicación Empresarial

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae