El Anuario de Villafañe, uno de los hechos más importantes en Comunicación Empresarial

En: Comunicación Empresarial

15 Oct 2009

Por décimo año consecutivo, Justo Villafañe dirige la publicación de un Informe Anual que debería merecer más atención del mundo universitario. Por varias razones: a) el estudio de la realidad que presenta; b) el prestigio que esta publicación ha conseguido en el mundo empresarial y, más concretamente, entre los responsables en comunicación empresarial.

Desde 1999 a 2004, Villafañe titulaba este Informe Anual El Estado de la Publicidad y el Corporate en Espa a y Latinoamérica. Desde entonces, La comunicación empresarial y la gestión de los intangibles en Espa a y Latinoamérica

Me gusta encuadrar históricamente este tipo de publicaciones, buscar precedentes. Y creo que he encontrado uno muy importante. Al historiador D. Américo Castro, le fascinaba una época del siglo XIX. «Ahora bien, saliendo del campo de la filosofía, de la ciencia y de la literatura, nos encontramos con algo desconcertante entre 1845 y 1850, con el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y de sus posesiones de Ultramar, por Pascual Madoz, en 16 tomos, impresos a dos columnas y en letra compacta. Parecerá, al pronto, una ingenuidad fijarme yo en eso, aunque más de un siglo después, esta obra no ha sido superada. ¿Cómo fue posible en tan pocos años, en un país de malos caminos y con comunicaciones más deficientes, llevar a cabo esta obra, para España, colosal?. Don Pascual Madoz disciplinó a los curas y secretarios de ayuntamiento en toda España y en sus colonias de entonces; todos enviaron informaciones que, en la mayoría de los casos aún son valiosas. Aunque se suponga el incentivo de que las ciudades y aldeas saliesen en letras de molde, no es menos admirable el prodigio de haber movilizado don Pascual la conciencia y el saber de sí misma en toda la nación. Las famosas Relaciones topográficas, de Felipe II, han sido publicadas en este siglo, con dificultades y lentitudes. Para el organizador y compilador de este Diccionario, el “individualismo”, la incuria y la falta de conexión entre unos y otros españoles, todo eso y mucho más fue puesto entre paréntesis, como en una gran tregua de Dios. Los españoles “cooperaron” en este caso como si fueran anglosajones o germánicos…» (La realidad histórica de Espa a. México, Editorial Porrúa, 1987, P. 28).

La historia dio la razón a Américo Castro. Una de las primeras obras que cada Autonomía publicó fue, precisamente, “el Madoz”, en ediciones muy bien presentadas, porque casi ciento cincuenta años después, seguía reflejando muy bien algunos aspectos geográficos, artísticos e históricos.

Si Pascual Madoz disciplinó a los curas y secretarios de ayuntamiento en toda España y en sus colonias de entonces, ¿podemos aplicar estas palabras a los trabajos de Villafañe?. A mi entender, sí. Sólo que ahora, en lugar de curas y secretarios de ayuntamiento, son ejecutivos y personal de empresas e instituciones los que, por la cuenta que les tiene, colaboran en el Monitor Español de Reputación Corporativa (MERCO), el primero que existe en Espa a. Y que colaboren, es muy importante para elevar la calidad de la comunicación empresarial en España. Hasta 2006, sólo salía la ordenación de las Empresas según su reputación, pero después Villafañe puso en marcha el MERCO PERSONAS. Tanto en un caso como en otro, ya no se trata del «incentivo de que las ciudades y aldeas (ahora, empresas e instituciones) saliesen en letras de molde, sino el prodigio de haber movilizado Villafañe la conciencia y el saber de sí misma en toda la nación», glosando la cita de D. Américo.

Saber espolear las energías es decisivo en comunicación empresarial

Diversos testimonios me han asegurado que muchos ejecutivos esperan con auténtico interés, cuando no ansiedad, la salida del MERCO. ¡Como que les puede ir en ello su futuro profesional!. “Verum est factum”. El gran valor del MERCO es que ha espoleado las energías y ha coordinado las formas de valorar la reputación empresarial. Y todo, para mejorar la comunicación empresarial.

Me llega ahora el momento de informar que Justo Villafañe es Catedrático de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Antes, esto suponía una garantía de seriedad y carácter científico. Ahora, hay que demostrarlo diariamente. Y no con sistemas de evaluación de méritos que son bastante discutibles y que se prestan a diferentes trucos, sino con trabajos como los de Villafañe. También, creo que viene al caso decir que dos de las notas más peyorativas de muchos profesores universitarios son el infantilismo y la envidia. Me atrevo a asegurar que los Anuarios de Villafañe han suscitado y suscitarán la envidia en los infantiles. Lo cual no deja de ser un mérito más, porque, como decía Don Sem Tob: «¿Qué venganza quisiste mayor del envidioso, que estar él triste cuando tú gozoso?».

Me seguiré ocupando de este asunto, que tan importante me parece en la comunicación empresarial.

También anuncio que, en los próximos días pondré en marcha el apartado que, en este Blog, tengo dedicado a Análisis Transaccional, y que todavía no he estrenado.

Máster Comunicación Empresarial

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae