Cuando uno no vive como piensa acaba pensando como vive. Los eurodiputados españoles

En: Comunicación Política

8 Abr 2011

El grave deterioro de la imagen de los eurodiputados

La imagen del Parlamento europeo está sufriendo en los últimos meses un gran deterioro, que viene a aumentar el gran boquete de credibilidad que dejó al descubierto Daniel Montero en el libro del que ya me he ocupado varias veces en este Blog: La casta. El increíble chollo de ser político en España (Octubre de 2009). Repito mi interpretación: Un grupo de internautas en paro resumieron los puntos fundamentales del libro de Daniel Montero. Y empezaron a enviarlo por Internet a miles y miles de correos. Resultado: En poco tiempo, la clase política pasó a convertirse en la tercera preocupación de los españoles. Y ahí siguen, los políticos y los internautas.

Pues bien, parece que los políticos españoles no aprenden. Y lo que es mucho mejor: Los internautas y los votantes están dispuestos a ense ñarles. ¿Quién iba a decirles a los políticos que los internautas iban a ponerles a la defensiva?

Nikki Sinclaire, eurodiputada por los West Midlands ha venido a reforzar la posición de los internautas. Decidió a) observar algunos comportamientos de sus compa eros; b) grabarlos, y c) difundirlos. Y en lugar de hacer una gran denuncia, eligió ilustrar y documentar una muestra: el absentismo de los parlamentarios, qaue fichan el viernes por la mañana, cobran las dietas, abandonan su puesto de trabajo y se van al aeropuerto para pasar el fin de semana en sus países.

Los parlamentarios cobran 94.200 euros anuales sin incluir dietas; es decir, su sueldo mensual ronda los 6.200 euros netos. Más las dietas, gastos de viaje y otros extras. De manera que si los eurodiputados fichan 37 viernes, cada uno puede ganar un pellizco de 11.107 euros más al a ño. ¡Vaya eurodiputados! Y ¡Vaya pellizco!.

Entre los eurodiputados que Nikki Sinclaire denunció estaba la espa ola Eider Gardiazabal, nieta del expresidente del PSOE Ramón Rubial. Esta eurodiputada, a quien casi nadie conoce, llegó a decir en un chat en El Mundo que la Unión Europea le cuesta a cada ciudadano 235 euros anuales. Entre los aspectos más positivos de lo que está ocurriendo es que los españoles nos estamos dando cuenta, cada vez con más detalle, de los privilegios de la casta política. No hay diferencias entre los partidos.

Después de la actuación de Nikki Sinclaire, un incidente crítico ha empeorado todavía más la imagen de los eurodiputados. Sometieron a votación renunciar a los vuelos en clase preferente. ¡Casi todos se negaron a ese cambio!. Y aquí viene lo bueno: esos eurodiputados no sólo atraviesan las nubes en su vuelo. Es que parece que están en las nubes. No se enteran de que las cosas están cambiando mucho. Desconocen la fuerza y la persistencia de los internautas. La Web www.nolesvotes.org logró convertir la votación de los europarlamentarios en un escándalo político, a la vista de la crisis tan profunda que están viviendo los españoles y europeos. Y poco a poco, los eurodiputados se han ido tentando la ropa. Los socialistas quieren ahora votar en blanco. Los populares todavía no se han decidido. 

La disonancia cognitiva, de Leo Festinger, un buen marco para comprender por qué obran los políticos de la manera en que lo hacen

Este escándalo político, porque es un escándalo, puede servir mucho para que los profesores de cualquier nivel educativo ense en a sus estudiantes el dicho del filósofo francés Gabriel Marcel: «Cuando uno no vive como piensa acaba pensando como vive» . Y si todavía quieren dar más hilo a la cometa, pueden acudir a la teoría de la disonancia cognitiva, que Leon Festinger expuso en 1957, una teoría que tuvo mucho cartel durante unos años y ahora ya no tanto (Teoría de la disonancia cognoscitiva. Maqdrid, Instituto de Estudios Políticos, 1975). Y con la teoría de Festinger, pueden utilizar la prensa en sus clases, escogiendo las declaraciones de los eurodiputados para justificar sus privilegios. Y no sólo de los eurodiputados. También pueden escoger las declaraciones, de un año a esta parte, de personajes como José Bono, Manuel Chaves, María Dolores de Cospedal, Francisco Camps, Artur Mas, y tantos otros, sobre su fortuna personal.

¿Cuáles son las afirmaciones fundamentales de esta teoría?

A) «Dos elementos cognitivos… están en relación disonante si, considerando estos dos elementos solos, el contrario de uno se seguiría de otro». En la mente de una persona pueden chocar brutalmente los valores según los cuales ha vivido durante años y otros valores (o antivalores) que le disgustan profundamente, pero a los que piensa atenerse si no quiere desaprovechar las posibilidades monetarias de reconocimiento social o de poder. Si se lo aplicamos a los políticos, ellos proclaman una serie de valores, pero sus prácticas absentistas o sus privilegios desmienten esos valores.

B) La disonancia «siendo psicológicamente incómoda, motivará a la persona para que trate de reducirla y conseguir la consonancia». Festinger expone los procedimientos que las personas emplean para reducir la disonancia. Por ejemplo, racionalizando, que es muy distinto que razonando. La racionalización es un proceso posterior a la acción. Tras decidirse entre diferentes alternativas, las personas quieren asegurarse y reasegurarse de que su decisión es la más apropiada. Cuando una persona ha comprado un coche, dejando al lado otras marcas, tiende a recoger información que le reafirme en lo que ha decidido. Repásense las declaraciones de los políticos citados y de otros. Están en los periódicos.

C) «… Además de tratar de reducirla, la persona buscará activamente evitar situaciones e información que probablemente aumentaría la disonancia». Ya lo he adelantado. La inmensa mayoría de los políticos españoles y europeos parece que evitan la realidad. Es decir, lo que los votantes piensan sobre su manera de vivir y sobre sus privilegios. Cuando en unas elecciones un gran porcentaje de ciudadanos han decidido no votar, ¿se preocupan los partidos políticos por las razones de esa abstención? No. ¿Por qué? Porque no quieren descubrir la realidad.

En resumen: Lo peor de estos hechos no es sólo la corrupción política que muestran sino algo todavía peor: Que muchos políticos todavía no saben quiénes son en realidad. Viven en una burbuja y están dispuestos a defender sus posiciones con diversas tácticas. Sin embargo, la realidad acaba por imponerse. No por sí misma, pues eso sería idealismo, sino porque unos internautas decididos están dispuestos a luchare contra las corrupciones de la democracia.

Máster Comunicación Política

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae