Sobre la Psicología como Profesión sanitaria: un problema de comunicación política

En: Comunicación Institucional|Comunicación Política

9 Oct 2010

Entre las situaciones y problemas que podemos estudiar desde la comunicación política, encuentro que el problema de conseguir que reconozcan a la Psicología como profesión sanitaria ocupa un lugar fundamental.

 La historia de un problema

 El periodismo de investigación puede abordar con garantías este problema. Voy a intentarlo.

Nos encontramos con un muro inicial: Tanto el Gobierno del PP como los gobiernos socialistas han mostrado una actitud de no reconocer a la Psicología como profesión Sanitaria en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS)

El Consejo de Colegios de Psicólogos negoció con el Gobierno del PP y encontraron una salida: conceder el título de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, presentando cada psicólogo un expediente que sería valorado por una Comisión. Aquella Comisión se creó y se acordaron los criterios de evaluación que aparecen en el acta del 4 de Noviembre de 2003, que adjunto.

Cuando llegó el PSOE al Gobierno, el Consejo de Colegios de Psicólogos reclama nuevamente el reconocimiento de la Psicología como profesión sanitaria. Tampoco se concede y se pacta una salida: ampliar los plazos para acogerse al reconocimiento del título por evaluación de expedientes. Esto aparece publicado en el BOE de 15 de junio de 2005.

 Para quienes no creen en las casualidades en comunicación política: con fecha 30 de junio de 2005, el Consejo Asesor de Sanidad emite un informe dictaminando que no hay que reconocer la carrera de Psicología como profesión sanitaria. El coordinador del Informe es el psiquiatra José García González y quienes trabajan en el mismo son: el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Zaragoza, Antonio Lobo Satué; la Catedrática de Psicopatología de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, Amparo Belloch Fuster; la catedrática de Psicología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, Carmen Junqué Plaja; y el catedrático de personalidad, evaluación y tratamientos psicológicos de la Universidad de La Laguna, Vicente Pelechano Barberá.

Este Informe pone de manifiesto que, independientemente de la presión que pueda ejercer el lobby médico, dentro de la propia Psicología hay algunos que están torpedeándola. Puede encontrarse dicho informe en http://www.infocoponline.es/view_article.asp?id=544

 La importancia de una persona para toda una profesión

 El 6 de junio de 2006 se cambia la Comisión Nacional de Evaluación de Psicología Clínica y pasa a ocupar el cargo de Presidenta Amparo Belloch. Sí: la del informe negativo a declarar la Psicología como profesión sanitaria.

Parece que a partir de este cambio aumenta considerablemente el número de expedientes rechazados (no se les concede el título) o emplazados para examen (se les concede si aprueban un examen).

Los criterios de evaluación, si no se cambian al menos se reinterpretan y se vuelven mucho más restrictivos, negando la especialidad a los Psicólogos de Prisiones, etc. Puede verse en el acta de la Comisión de 25 de mayo de 2005.

Estando en marcha el Anteproyecto de la Ley General de la Salud Pública, al Consejo de Colegio de Psicólogos le surgen nuevas esperanzas con la posibilidad de que se haga un Máster de Psicología de la Salud que homologue, aunque sea parcialmente, la carrera. Incluso en el penúltimo número de Infocop anunciaban jubilosos la buena disposición del Secretario General de Sanidad. http://www.infocop.es/view_article.asp?id=3000

Resulta que nuevamente las ilusiones (¿o los ilusos?) se frustran. Y el Ministerio de Educación no está por la labor del Máster de Psicología de la Salud. Lo cual demuestra que, a pesar de las expectativas que ha venido levantando el Consejo de Colegios de Psicólogos, sus acciones por  defender los intereses corporativos de los psicólogos han resultado inoperantes. Ahora están en la fase de proclamas, como podemos ver en último número de Infocop http://www.infocoponline.es/

Todo esto me recuerda un libro de no muchas páginas, pero que ha tenido una gran influencia. Me refiero a The Social Psychology of Organizing, de Karl E. Weick. En este libro, su autor establecía que, en las organizaciones, resulta relativamente fácil reemplazar prácticamente a todo el personal… excepto a quienes ocupan los puestos superiores. Y más en concreto, las grandes decisiones las acaban tomando muy pocas personas.

 Psicólogos contra psicólogos

 Naturalmente, el Consejo de Colegios de Psicólogos no va a hacer público que hay una parte de los psicólogos que están de acuerdo con que no se reconozca a la Psicología como profesión sanitaria. Ya lo ha demostrado la actuación de los psicólogos que formaban parte del Consejo Asesor. Véase también http://www.portalsaludmental.com/pdf/AMPIR%20documento%20asamblea%20%20oct_%2007.pdf

con la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes.

Es decir, que el enemigo está fuera y dentro. ¿Razones? A través de la historia, la escasez siempre ha cotizado al alza; también, que los intereses económicos han ido acompañados muchas veces por proclamas de afán científico y de buena formación profesional.

La importancia del lobby

He comenzado diciendo que la situación y el problema de la Psicología como profesión sanitaria se prestaba a un tratamiento desde la comunicación política. En efecto, los profesionales de otros países acuden a los “lobistas” o “cabilderos”, que saben cómo y a quiénes presionar cuando se tratan de elaborar las leyes y reglamentos. La historia de este problema en España resulta muy compleja o muy simple, según se mire. Compleja, si el quienes defienden los intereses de los psicólogos no acuden a algunos profesionales del lobby en España. Quiero decir, a los buenos y eficientes profesionales del lobby. Y muy simple, porque lo que el periodismo de investigación descubre es que, al final, hay una Catedrática de Psicología que ha cambiado la situación en un sentido desfavorable para los psicólogos.

Creo que voy a abordar este asunto en otras entradas.

Máster Comunicación InstitucionalMáster Comunicación Política

Deja un comentario para Sobre la Psicología como Profesión sanitaria: un problema de comunicación política

Avatar

Agustín Devós

noviembre 8th, 2010 at 11:56 am

Hablé hace un par de días con Mariano Bucero sobre este asunto. Comentamos que era un claro juego de poder. También recordé que esta historia me sonaba. Algo similar pasó en California hace unos años, y Claude Steiner lo comentaba en su web. Dejo los links:

http://www.claudesteiner.com/orals.htm
http://www.emotional-literacy.com/orals1.htm
http://www.emotional-literacy.com/orals2.htm
http://www.emotional-literacy.com/orals3.htm

Avatar

F.Valbuena

diciembre 7th, 2010 at 2:42 pm

Agustín:
Disculpa que te haya respondido tan tarde, pero tengo que atender a varios asuntos urgentes y, a la vez, a cientos de estudiantes, que sólo cuando llega algún puente, las Navidades y primeros de Febrero, tengo la tranquilidad para responder.
Tu diagnóstico es muy certero, como siempre y te agradezco los links.
¡Caramba con los juegos de poder que niegan a los psicólogos clínicos las creencias primarias!. Es decir, como si no fueran lo que son.
También, desde el Análisis Transaccional, lo que están haciendo los que tienen el poder es “descontar” los méritos de los psicólogos. Y Wartzlawick, Beavin y Jacson, los de Palo Alto, dirían que los están “descalificando”, como si no exiastieran.

Avatar

pepe

noviembre 18th, 2010 at 10:13 am

Pues yo.. como psicologo, lo cierto es q le agradeceria q continuara con el tema.. en mi caso, llevo 10 años atendiendo a pacientes oncologicos y en fase terminal, obviamente no soy clinico ni sanitario por tanto, no estoy habilitado por la administracion para trabajar en en lugar publico, en cambio si lo esta un clinico q acaba de terminar su residencia pero q solo ha rotado (en el caso de haberlo hecho) por una unidad de oncologia durante 3 meses.

No niego el argumento de ANPIR de q los psicologos via PIR han trabajado duramente, pero le aseguro q abrir un campo de trabajo a puro pulmon durante estos años, no ha sido facil.

Salud y gracias

Avatar

F.Valbuena

diciembre 7th, 2010 at 12:35 pm

Pepe:

Seguiré apoyando a los psicólogos clínicos. Me han contado muchos casos de donde podrían extraerse muchos argumentos para buenas películas.

Avatar

FERNANDO MANCEBO

noviembre 26th, 2010 at 1:12 pm

Evidentemente existen las “Compras políticas”, no se me ocurre otra explicación, para que psicólogos de reconocido prestigio como Pelechano y en menor medida Belloch excluyan a la psicología como ciencia de la salud, sabiendo que precisamente esta es desde Wundt ciencia experimental aplicada con intereses sanitarios a sujetos humanos. Quieren desposeer a la psicología de su objetivo primordial: la solución de problemas humanos de toda índole abundando los referidos a su salud,y sobre todo ocasionan algo muy doloroso entierran el trabajo de miles de psicólogos que con sus aportaciones han ayudado a tanta gente.

Avatar

F.Valbuena

diciembre 7th, 2010 at 12:18 pm

Fernando:
Estoy de acuerdo con usted al cien por cien. Incluso, si viera a Pelechano, se lo diría personalmente. Creo que lo que ha hecho con los psicólogos es una mancha en una trayectoria de gran científico. A mí me ha desilusionado.
Conozco a psicólogos clínicos tan admirables que siempre defenderé que sean una profesión sanitaria.
Y que no se me olvide: En mi clase de Comunicación Política, voy a hacer la historia de cómo un grupo pequeño de psicólogos clínicos han sabido organizarse más allá de los Colegios profesionales. Me parece una manera extraordinaria de organización de la sociedad civil.

Avatar

Soraya

noviembre 29th, 2010 at 10:16 pm

Soy panameña, y observo que se debate en España un tema que compromete los salarios. Al igual que en Panamá. Tiene mucho que ver con el poder de quienes hacen uso de la ciencia psicológica, los psiquiatras, que impiden a los verdaderos psicólogos obtener los méritos y el salario que le corresponde como psicólogo clínico o psicólogo de la salud.

Avatar

F.Valbuena

diciembre 7th, 2010 at 12:06 pm

Soraya:

Pues organícense si no lo hacen sus Colegios profesionales. Usted sabe, como yo, que la fe mueve montañas. Pero una fe con organización, claro está.

Avatar

Fernando Mancebo

enero 27th, 2011 at 12:53 am

Gracias, tu comentario elaborado e inteligente hace honor a tu nombre (uf cuantas veces lo habrás escuchado). También me ayuda a disipar dudas que generan algunos personajes que merecen el olvido.
Nuestra situación sigue igual, pero nosotros no; ahora queremos reunir 500.000 firmas para replantear la inclusión de la Psicología en la LOPS. Sí los Sindicatos, los Estudiantes, los Ciudadanos nos ayudan, tendremos alguna oportunidad para que nos devuelvan el sentido.
Un abrazo. PD ah! por cierto el Defensor del Pueblo nos apoya.

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae