La “ministra” Sinde ha hecho otra de las suyas

En: Comunicación Empresarial|Comunicación Política

1 Jul 2011

En el periódico digital La Voz Libre he escrito una Opinión Libre que titulé “Por qué no hay que subvencionar cl cine espa ol ni al europeo”. Efectivamente, el cine espa ol es un mundillo, no un mundo. Viven de nuestros impuestos, no de su ingenio. Desde luego, no son unos linces en Comunicación Empresarial. Se nota que la mayoría de ellos son lo que siempre han sido: unos aprovechados.

La”ministra” de cultura y sus limitaciones

Si en esa Opinión Libre me ocupaba de la “ministra” de Cultura, Ángeles González Sinde, los acontecimientos recientes me obligan a ocuparme nuevamente de esta “política” tan perjudicial. Siempre voy a escribir “ministra” o “política” porque recuerdo que, en la gran película Ciudadano Kane, todo el empe o de Kane era que los periódicos quitasen las comillas de la palabra “cantante” cuando se ocupaban de su segunda mujer. Sinde sabe muy bien que su predecesor, César Antonio Molina, era mucho mejor gestor que ella, y mucho más culto, con mucha más capacidad para la comunicación política. Zapatero la eligió a ella porque quería más “glamour”. Ella aceptó encantada, porque así podía lograr una seguridad económica para su futuro, con todos los privilegios de la clase política actual, y porque podía trabajar, como un auténtico “lobby”, para subvencionar al cine espa ol. Es decir, todo lo contrario de una buena comunicación empresarial. Ella no va a reconocer estos motivos, pero millones de espa oles no somos tontos.

Ayer venía escuchando la radio en el coche y me di cuenta de que esta mujer es una auténtica mina para que quienes tengan sentido del humor la elijan como blanco. La entrevistaba un periodista bastante sumiso, la verdad, pero es precisamente delante de estos “periodistas” cuando personas como Sinde se sienten seguras y se muestran tal cual son.

Quienes carecen de sentido de la realidad crean problemas muy graves de comunicación política

Esta “ministra” ha creado un problema político muy importante a propósito del papel que ha jugado ella, sí, ella, en la designación de San Sebastián como Ciudad de la Cultura. Voy a hacerme con esa entrevista y con otras, en las que haya intervenido la “ministra”. Cuando comience a impartir la asignatura Comunicación Política en Octubre, animaré a los estudiantes a que trabajen por hacer periodismo de investigación sobre este triste episodio. Seguro que estarán encantados de hacerlo. Las personas intelectualmente tan limitadas somo Sinde pueden plantear problemas de comunicación política que luego, personas mucho más capaces que ella, se encargan de solucionar.

¿Qué es lo que me llamó la atención de la entrevista?

Sinde tiene muy poco sentido de la realidad. Es una criatura típica del cine espa ol. La última “idea” que ha tenido el mundillo del cine es aprovechar la calle Martín de los Heros para una galería de la fama, o algo así. Seguro que piensan que, con ese cebo, los contribuyentes espa oles seguirán sosteniendo sus privilegios. ¡Qué genios de la comunicación empresarial genera el mundillo del cines espa ol. Esa “idea” está a la altura de Sinde. Es decir, una altura muy diminuta, inapreciable. La Sinde ¿con ideas? No me pega. La Sinde y las ideas se repelen. Sólo hay que ver la película Mentiras, y gordas, para calcular su cacumen como guionista.

Al tener tan poco sentido de la realidad, la Sinde cree sólo en su mundo. No es difícil deducir cómo se le ocurrió despreciar a grandes ciudades espa olas y decidirse por San Sebastián. “Donosti es sede de un Festival de Cine. Pues para ella va el premio”. Es decir, el peque o mundo de Sinde. Y esta mujer, intelectualmente tan somera, pensó que era muy fácil adaptar el ambiente político espa ol a su ambiente personal.

Total: Ha creado un gran conflicto político, un grave problema de comunicación política y empresarial, enfrentando a las restantes ciudades- Burgos, Córdoba, Las Palmas de Gran Canaria, Segovia y Zaragoza- con San Sebastián. ¿Cómo responde Sinde? Pues con sus recursos intelectuales tan limitados. Saca su poca sinceridad a escena. Ella, que ha nombrado a seis de los trece miembros del jurado, se arropa en la independencia de los “europeos”. Pero cuando quiere apoyar su decisión personal en “razones”, ¿qué le sale? Contradicciones, cuando no gordas mentiras. Dice que dos ciudades estaban muy fuertes- San Sebastián y Córdoba-. Sin embargo, al final quedó Segovia como segunda candidata. Sinde y la razón están rigurosamente rega adas.

¡Qué risa dan los “independientes”!

Lo que más risa da de todo este proceso es lo fácil que le resulta a quien detenta cualquier clase de poder- aunque sea el poder de alguien tan limitada intelectualmente como Sinde- manejar a los “independientes”. Sí, sí, da risa. Humor negro, eso sí, pero humor. Espero que los estudiantes desenmascaren a estos “independientes”.

Conozco a veinte mujeres mucho más inteligentes, capaces y mejores personas que Sinde. Hace tres siglos, Baumarchais planteaba esta cuestión en Las bodas de Fígaro: “Por qué estas cosas, y no las otras?”.

Máster Comunicación EmpresarialMáster Comunicación Política

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae