LA INTELIGENCIA ANTE EL LABERINTO: ESTRATEGIAS (1) ORIENTACIÓN AL MUNDO DE LOS DEMÁS

En: Comunicación Empresarial|Comunicación Institucional|Comunicación y Análisis Transaccional

7 Mar 2014

INTRODUCCIÓN

Las personas hemos de atender a muchas variables en medio de las situaciones confusas y laberínticas. La gran cuestión es cómo alguien puede acudir sin grandes esfuerzos a un esquema válido para enfocar tales situaciones.
Eugene E. Jennings, del que me he ocupado varias veces en este Blog, piensa que es posible poner a disposición de las personas un armazón consistente para que sepan hacerse un mapa mental de las situaciones y actuar en consecuencia. Distingue estrategias, destrezas o habilidades y atributos de lo que el llama inteligencia funcional o inteligencia ante el laberinto.

ESTRATEGIAS DE LA INTELIGENCIA ANTE EL LABERINTO
Después que una persona establece su autoconcepto y comprende el del sistema -que en las organizaciones llaman “misión”- emplea su inteligencia para predecir y anticipar acertadamente, incluso en condiciones de stress. Desarrolla fundamentalmente tres estrategias: Orientación al mundo de los demás, Tratamiento de la Información y Sentido de la Realidad.

PRIMERA: ORIENTACIÓN AL MUNDO DE LOS DEMÁS


En el lenguaje del Análisis Transaccional, de Eric Berne, esto quiere decir que el Adulto sabe hacerse cargo del Padre y del Niño de las otras personas, para que emerja gradualmente el Adulto que hay en ellas.
«En el problema de la comunicación con las personas seria adecuado que desarrolláramos una “sensibilidad respecto del mundo de los demás”, es decir, una comprensión del mundo de las otras personas; saber lo que piensan, sienten y quieren. (Jennings.)
Ante la cantidad de entradas informativas que el sistema recibe, hay que saber anticipar cuáles deben ser procesadas psicológicamente, cuales socioculturalmente, y tener una conducta que no sólo se oriente “hacia” el mundo de los demás, sino que oriente las actividades “de” estos sin ser amenazante.
No hay por qué intimar con todas las personas con las que tratamos. Incluso, puede ser perjudicial para establecer una relación profesional. Mucho mejor es predecir cuándo una persona quiere ser tratada psicológicamente y cuándo socioculturalmente. Es decir, cuándo quiere que nos fijemos en lo la distingue de los demás. Y cuándo prefiere que percibamos lo que tiene de común. El mayor inconveniente esta en los “niveles mezclados” o en lo que el Análisis Transaccional llama transacciones “angulares” y “cruzadas”.
En Doce hombres sin piedad, de Reginald Rose, vemos esta escena (En esta obra de teatro, llevada tres veces al cine (1956, 1997 y 204) y también representada en TVE (1973),los personajes no tienen nombre sino el número de jurado que hacen), en la que observamos orientaciones distintas:
10. (FURIOSO.) ¡Estupendo! (PAUSA.) (Con sorna.) Anoche me contaron un chiste estupendo…8. (CORTANDo.) No estamos aquí para escuchar sus chistes.11. (FURIOSO) ¿Y para qué estamos?8. Para hablar de un chico al que ha maltratado la vida. ¿Saben ustedes lo que es vivir en un suburbio, después de haber perdido a su madre de pequeño? A la edad de 9 años le llevaron a un orfelinato, mientras que su padre, un falsificador, cumplía dos años de cárcel. ¿Les parece un buen punto de partida?… Nos han dicho que es un chico duro y malhumorado. Es verdad. ¿Pero saben por qué se ha vuelto así? Porque todos los días, si, todos los días de su vida le han dado una paliza. Diecinueve años de golpes me parecen una cosa terrible, y creo que lo menos que le debemos son unas palabras…10. ¡ De eso nada ! No le debemos nada, no me asusta decirlo. Ha tenido un juicio honesto, ¿no? Cuánto cree usted que cuesta un juicio? Ha tenido mucha suerte. (Al 11.) Sabe lo que quiero decir, ¿verdad? (Al 3, 4 y 5.) Escuchen: Somos todos adultos. Hemos oído todos los hechos de la historia. Todo esta en regla. (Al 8.)  No me irá usted a decir que, sabiendo quién es, cree al chico? Yo los conozco ¿saben? He pasado toda mi vida entre chicos como él. No se les puede creer una palabra de lo que cuentan. (A todos.) Han nacido mintiendo.9. ¡ Eso es absurdo !10. ¿Cómo?9. ¿Usted cree que es el único que sabe la verdad? (A TODOS.) Creo que hay muchas cosas que usted ignora, caballero.
El número 10 se orienta hacia el muchacho cuya suerte están decidiendo, de una manera sociológica, cultural, económica.El número 8, de una manera psicológica.El número 9 comienza a revelarse también como alguien que considera psicológicamente al reo.

Máster Comunicación EmpresarialMáster Comunicación Institucional

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae