LA INTELIGENCIA ANTE EL LABERINTO. DESTREZAS (3). DISTINGUIR PALABRAS DE SIGNIFICADOS

En: Comunicación Empresarial|Comunicación Política|Comunicación y Análisis Transaccional

6 May 2014

Quien actúa con inteligencia ante el laberinto,  sabe que las mismas palabras tienen significados diversos para diferentes. No hay que suponer que todo el mundo oye la misma cosa, porque es la forma más directa de perder el sentido de la realidad. Que los demás entiendan lo que decimos es el primer requisito de la comunicación. Ahora bien, para que esta se dé, los comunicantes han de formar un sistema mutuo, han de mostrar interdependencia. Cuando consiguen esa interdependencia, saben cómo deben tomar las palabras del otro y se dan cuenta de que no es tan importante “lo que” se dice sino “cómo” se dice y “quien” lo dice.
Para alcanzar competencia en comunicación, dos métodos efectivos son la Paráfrasis y la Verificación de Impresiones con las que los comunicadores alcanzan un acuerdo sobre cómo han de tomar determinadas expresiones.
LA  PARÁFRASIS consiste en aclarar los conocimientos. Resume la expresión del otro y se la devuelve para que vea la correspondencia entre lo que emite y lo que recibe.

John Wallen recomienda varios procedimientos para facilitar la Paráfrasis.

– Si la declaración del emisor ha sido general, el receptor puede hacerla más específica.
Eva: Creo que todos los grupos deberían contar con una persona con gran sentido del humor.

Luis: ¿Cumplirla la función de relajar las tensiones?

Eva: Entre otras. Por ejemplo, hacer que la gente no se tomase a sí misma demasiado en serio.

– Aclarando con un ejemplo las afirmaciones del emisor.
Alfredo: Recomendar la esterilización a los hindúes es condenarlos a morir.

Charo: ¿Te refieres a los resultados de aquella investigación sobre la subsistencia de los hindúes después de jubilarse a los treinta y cinco o cuarenta años?

Alfredo: Efectivamente. Cuando los hindúes dejan de trabajar tienen que vivir del trabajo de los hijos que han tenido anteriormente. Por eso, dejarles sin hijos es matarles de hambre.

– Cuando el comentario del emisor ha sido específico, el receptor puede suscitar una idea más general para que el otro la aclare.
Felipe: Yo creo que no van a sacar nada en limpio de la investigación que le han abierto a Leovigildo.

Aurelio: ¿Te refieres a que, como sabe tantas cosas de mucha gente importante de la empresa, si le investigan a él tirará de la manta?

Felipe: Exactamente. Y ante esa posibilidad, los peces gordos no querrán que haga olas.

– El emisor puede hacer una declaración sobre un tema y el receptor puede aclarar el contenido con una declaración inversa u opuesta.
José: Pienso que la gente tira por la calle de en medio muchas veces, porque no funcionan los cauces legales.

Amparo: ¿Quieres decir que la gente seria más tranquila si los burócratas trabajasen más y tuviesen mas sensibilidad para las necesidades del pueblo?

José: Efectivamente. Mi opinión es que la gente exige cada vez más, porque si no, cada vez se les atiende menos.

LA VERIFICACIÓN DE IMPRESIONES consiste en aclarar los sentimientos.La verificación se mueve en el terreno de lo analógico, de la comunicación no verbal, de la relación. Para verificar las impresiones que alguien capta, hay que describirlas sin evaluar y sin interpretar, al menos en los primeros momentos de la comunicación interpersonal.

Consecuencias:

– El receptor demuestra que esta interesado en los sentimientos del otro, sin evaluar positiva o negativamente. Acepta, pues, los sentimientos, sin rechazarlos ni descalificarlos. Aprende a procesar el significado de los sentimientos, evitando errores conductuales. – Al dar información de retorno al emisor, éste puede perfeccionar su expresión de sentimientos para hacerlos menos ambiguos.
Pedro: Me siento solo y sin ilusión. Antonio: ¿Te refieres a que estas cansado de ayudar a la gente y que luego te respondan mal cuando les pides un favor?

Pedro: Algo por el estilo. A veces pienso que nadie merece una lágrima.

Antonio: ¿Desde cuándo te has vuelto tan pesimista, una persona tan alegre como tú?

Distinguir entre palabras y significados se opone a lo que Miller y Steinberg llaman “reificación”. Esta ocurre cuando las palabras se tornan más reales para los receptores que los objetos o acontecimientos a los que se supone representan las palabras.

Expliquémoslo con mas detalle.

La atención es la que otorga significado e importancia a los acontecimientos, puesto que entre los miles de estímulos que llegan a nuestro cerebro, la atención se centra en uno específico, resaltándolo de todos los que podrían haber tenido existencia para el sujeto. Pues bien, cuando la atención se centra en las palabras como tales, pierde de vista o da de lado fenómenos tan importantes como la realidad a la que se dirigen o el contexto en el que nacieron.

El tiempo como variable fundamental no puede estar ausente de la inteligencia ante el laberinto. La inteligencia pone al día las palabras, las contrasta con la realidad ambiental.
Según Gerald Miller y Mark Steinberg, el proceso de la reificación, con su consiguiente cadena dogmática de errores, consistiría en que una palabra -digital- estimula la formación de una imagen -analógica-. Cada vez que la mente capta acontecimientos o hechos de una determinada persona, grupo u organización se activa esa imagen y se interpretan de acuerdo con ella. Es un procedimiento casi mecánico. La pauta comunicativa que así se crea produce un cierre de las interpretaciones del que es difícil salir. Por eso, para romper los estereotipos, hay que cambiar la relación, tomando conciencia de este hecho.

Una buena forma de romper la cerrazón reificadora es el sentido del humor, que impide la rigidez de las interpretaciones.

Máster Comunicación EmpresarialMáster Comunicación Política

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae